Educación

Cómo Evitar la Procrastinación al Estudiar

¿Te cuesta concentrarte al estudiar y siempre terminas procrastinando? Descubre cómo evitar la procrastinación al estudiar con estos consejos prácticos.

Estudiar es una parte importante del éxito escolar. Por eso es tan importante aprender a evitar la procrastinación al estudiar. Aquí tienes algunos consejos para conseguirlo:

Cómo evitar la procrastinación al estudiar

Planifica tus sesiones de estudio

La planificación es la clave para evitar la procrastinación. Una vez que tienes un plan, es más fácil centrarse en la tarea que tienes entre manos y evitar las distracciones.

Tus sesiones de estudio serán más productivas si las planificas con antelación, lo que significa asegurarte de que todo está listo para cuando llegue el momento de estudiar. Si es posible, reserva algo de tiempo cada día o cada semana para que, cuando llegue la hora de estudiar, todos tus materiales estén ya allí; de este modo, no tendrás que buscar a última hora lo que se te olvidó antes o lo que se te quedó en casa (una causa común de procrastinación).

Empezar pronto

No esperes al último minuto para ponerte manos a la obra.

Si eres como la mayoría de la gente, tu primer instinto es evitar la procrastinación trabajando en tu tarea tan pronto como sea humanamente posible, como a las 9 o las 10 de la noche, cuando todo el mundo se ha ido a casa a pasar la noche y no hay nadie cerca que te distraiga de ponerte manos a la obra. Aunque esto puede ayudar a mantener a raya a algunos perdedores de tiempo, también puede provocar agotamiento y bajo rendimiento debido al cansancio (no muy diferente de cómo se sentiría cualquiera al despertarse a las 4 de la mañana todos los días).

La mejor manera de evitar este problema es sencilla: no esperes a las 10 de la noche, a las 9 de la noche, a las 8 de la tarde, a las 7 de la mañana, etc., para empezar a trabajar en una tarea; en lugar de eso, intenta empezar temprano para que, aunque las cosas tarden más de lo esperado (una posibilidad clara), aún quede tiempo de sobra por la noche después de cenar o durante la hora de comer de mañana, cuando todo el mundo vuelva de las vacaciones.

Establece un horario

  • Establece un horario.
  • Asegúrate de que tienes tiempo suficiente para estudiar.
  • Asegúrate de que tienes tiempo suficiente para hacer otras cosas, como dormir o hacer ejercicio.
  • Si tienes problemas para cumplir tu horario, intenta dividir las tareas grandes en otras más pequeñas y establecer objetivos para cada parte de la tarea (por ejemplo, “hoy dedicaré dos horas a estudiar”).

Sé realista sobre tu carga de trabajo

El primer paso para evitar la procrastinación es saber exactamente cuánto trabajo tienes que hacer. También debes saber de cuánto tiempo dispones para hacerlo y planificarlo en consecuencia. Si tienes muchas tareas pendientes, pero no suficientes horas al día, prioriza las que tienes que hacer primero y dedícate tiempo suficiente entre ellas para que no se solapen ni interfieran entre sí.

Si hay algo más urgente que estudiar (por ejemplo, un trabajo que tienes que entregar mañana), asegúrate de que ya lo has hecho antes de ponerte a estudiar.

Recompénsate por estudiar bien

Las recompensas pueden ser grandes o pequeñas. Es importante recordar que las recompensas no tienen por qué ser algo que te guste, pero deben ayudarte a largo plazo. Por ejemplo, si te encanta la pizza y decides que cada vez que estudias durante una hora seguida sin procrastinar, entonces prémiate con un trozo de pizza al final de cada semana (o mes).

Las recompensas también pueden ser algo hecho por ti mismo o con otras personas. ¡Si a tus amigos les gustan los juegos de azar o los juegos de cartas como Magic: The Gathering o Yu-Gi-Oh! Eso sí, asegúrate de que cada uno tiene su propia baraja antes de empezar para que nadie se sienta excluido.

Por último, las recompensas no siempre tienen por qué costar dinero: a veces, el simple hecho de dejar de estudiar nos ayuda a concentrarnos en nuestro trabajo en lugar de dejar que nuestra mente se adentre en territorios inexplorados donde los sueños se hacen realidad…

La mejor forma de evitar procrastinar es tener un plan y ceñirse a él.

Para los estudiantes, la procrastinación es un problema importante. Puede resultar difícil ponerse a estudiar cuando hay tantas otras cosas en la vida. Sin embargo, si tienes un plan y te ciñes a él, terminarás tus deberes mucho antes de la fecha prevista y te sentirás bien contigo mismo.

Aquí tienes algunos consejos para evitar la procrastinación mientras estudias:

  • Planifica con antelación: asegúrate de que cada sesión tiene un objetivo específico y una hora de finalización para que no haya lugar a dudas ni a la procrastinación. Te sentirás más motivado sabiendo exactamente lo que hay que hacer y cuándo hay que hacerlo (y esto te ayudará a evitar sobrecargarte).
  • Empieza pronto: intenta empezar las tareas al menos una semana antes de su fecha de entrega para que no haya presión el día antes de un examen o proyecto; en lugar de entrar en pánico por terminar una tarea de inmediato, tómate algo de tiempo libre entre sesiones de estudio para que no haya demasiado estrés general al intentar terminar todo lo demás más adelante (¡lo que podría resultar en un bajo rendimiento!).

Conclusión

Evitar la procrastinación es esencial para lograr el éxito académico. Al implementar estas estrategias y mantenerte comprometido con tus objetivos, podrás mejorar significativamente tus hábitos de estudio. Recuerda, la clave está en la planificación y en mantener una actitud positiva. ¡Comparte este artículo con tus compañeros y promueve un ambiente de estudio productivo!

Admin

Soy docente universitario en Estadística, Matemáticas e Informática, apasionado por compartir conocimientos con métodos innovadores y tecnología. Mi objetivo es hacer que los conceptos sean accesibles y relevantes para mis estudiantes, inspirando a la próxima generación de profesionales en estas áreas.
Botón volver arriba
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad